CAMPAÑA DE CÁNCER FEMENINO EN AICUÑA, EL CARDÓN Y EL ZAPALLAR

dcf5c85b-9793-422a-af51-85f2dcddecd9

Invitada por el intendente Yamil Sarruff, la reconocida médica patóloga y especialista en tracto genital inferior, Susana Vidal de Riutort, llega al departamento Felipe Varela para la concreción de la campaña de detección precoz de cáncer de cuello uterino en poblaciones rurales, permitiendo de esta manera que muchas mujeres que nunca se hicieron estos estudios, tengan acceso a las pruebas diagnósticas.

La médica estará en Aicuña,  mañana viernes 4 de marzo, por la mañana, y en El Cardón, en la tarde. Asimismo, estará en EL Zapallar, el sábado 5,  donde atenderá a las mujeres de puestos precordilleranos de esa zona. En la oportunidad realizará Papanicolaou (conocido como PAP), vulvoscopía, colposcopia y examen mamario. Está previsto que en la misma jornada, se haga la devolución a las mujeres de los resultados de las pruebas citológicas.

Se está sensibilizando a través de las delegaciones municipales de la población rural en cuestión, la adhesión a la campaña, bajo la premisa que en vísperas del Día Internacional de las Mujeres, las mujeres de zonas rurales hagan un alto a sus tareas diarias, y destinen este tiempo para ellas, para concurrir a la consulta médica, totalmente gratuita.

En caso de detectar alguna lesión cancerígena de bajo o alto grado, se coordinará con el municipio y el Ministerio de Salud de la Provincia, la accesibilidad al respectivo tratamiento. La campaña cuenta con el auspicio del Ministerio de Salud de la provincia, laboratorio Baliarda y Fundación Mujer.

El cáncer de cuello de útero es uno de los pocos cánceres que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la mujer aprecie algún síntoma. Las revisiones  habituales y la realización anual del test de papanicolaou y colposcopia permiten el diagnóstico de las lesiones premalignas, de tal forma que su tratamiento evita que éstas evolucionen a lesiones invasivas.

El PAP, es un examen que permite detectar células anormales o lesiones en el cuello del útero. Para su realización la mujer se recuesta en la camilla ginecológica y la profesional introduce un pequeño aparato (espéculo) en la vagina,  se extrae con una espátula de madera una muestra de células del cuello del útero, que luego se coloca en un vidrio  para que pueda ser analizada en laboratorio.

Se trata de un estudio sencillo, que si bien puede causar alguna molestia no produce dolor. El  examen dura sólo unos minutos. Es una manera sencilla y efectiva de prevenir el cáncer de cuello de uterino, detecta  lesiones en el cuello del útero, lo que permite tratarlas antes de que se conviertan en cáncer.

Las mujeres de estas poblaciones que deben asistir, son todas aquellas desde inicio de las relaciones o partir de los 25 años, especialmente las que tienen entre 35 y 64 años. Asimismo, las mujeres mayores de 64 años que nunca se hayan hecho un PAP también deben hacerlo.

El riesgo de desarrollar cáncer de cuello de útero aumenta con la edad. La mayor incidencia y mortalidad por esta causa se encuentra en las mujeres mayores de 50 años, por eso es importante que sobre todo las mujeres después de la menopausia se hagan un PAP. En Argentina más de 4000 mujeres al año mueren por esta enfermedad y a nivel provincial se estima que son un promedio de 40.

 

Sobre el cáncer

El cáncer de cuello uterino, es una enfermedad que se produce cuando hay un crecimiento anormal de las células del cuello del útero, causadas por algunos tipos de Virus de Papiloma Humano (VPH), conocido como HPV por sus siglas en inglés.

El HPV es un virus muy frecuente, que se transmite a través del contacto sexual y afecta a hombres y mujeres: se estima que 8 de cada 10 personas estarán en contacto con el VPH en algún momento de sus vidas. En la mayoría de los casos el virus es eliminado por el sistema inmune.

Para que se desarrolle el cáncer de cuello de útero debe existir una infección que persista en el tiempo por alguno de los tipos de HPV de alto riesgo. Si el virus persiste, puede provocar lesiones en el cuello del útero, que con el tiempo, si no se tratan, pueden convertirse en cáncer.

La infección por HPV no significa cáncer: pueden pasar en promedio 10 años desde que aparecen las primeras lesiones causadas por el virus hasta que se conviertan en cáncer. La lenta progresión de esta enfermedad desde que aparece una lesión hasta el desarrollo del cáncer permite la prevención.

El cáncer de cuello de útero es uno de los pocos cánceres que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la mujer aprecie algún síntoma. Las revisiones ginecológicas habituales y la realización anual del test de Papanicolau (PAP) y Colposcopia permiten el diagnóstico de las lesiones premalignas, de tal forma que su tratamiento evita que éstas evolucionen a lesiones invasivas.

 

Para hacerse el PAP

  • No estar menstruando.
  • No haber tenido relaciones sexuales de preferencia uno o dos días antes del examen.
  • No hacerte lavado o ducha vaginal previo.
  • No aplicarte ningún medicamento, jalea, pomadas, cremas, óvulos etc. previo a realizarte la prueba.
  • También ante los síntomas como: perdida escasa de sangre, pacientes con DIU, embarazadas, con flujo vaginal,  mujeres que tengan picazón, ardor y dolor con las relaciones sexuales.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.